No es lo mismo

 Cuando empecé a beber cerveza, como a todos, no me gustaba. Y cada vez que probaba una marca nueva, la evaluaba como si de una cata se tratara. Una noche de septiembre, estaba en el Born de Barcelona, de vacaciones, con la temperatura perfecta y tomándome una caña de esas que saboreas como si fuese la última de tu vida. Y en realidad era de las últimas. No de mi vida, pero sí del verano, era de las últimas en terraza y manga corta. En ese momento empecé a alabar lo fresca y riquísima que estaba la Estrella Damm cuando mi acompañante, un amigo tocapelotas de esos que saben lo que piensas incluso antes de tú, me dijo: “Carmen, a ti te gusta o no te gusta según tu humor: Que estás de buenas, la cerveza te encanta; que estas de malas, es una mierda”.

Me reí. Tenía toda la razón.

No voy a decir que esa teoría cambiase mi vida. Sigo negándome a entrar en los bares que sirven Cruzcampo y liando a mis amigas para ir a los que venden Estrella Galicia. Y sigo defendiendo que esta última es la mejor cerveza del mundo, sin subjetividad alguna. Pero me sirvió para entender que más importante que elegir la mejor cerveza, es elegir la compañía. Y así con todo: la comida, los viajes, los conciertos…

Las circunstancias importan. Probad a comer turrón sin ser Navidad. No es lo mismo. No sabe igual. Como la primera copa de ron post-reclusión por exámenes, la caña al volver de la playa, la tortilla española después de meses en el extranjero, la hamburguesa de resaca, las palomitas en el cine, el marisco frente al mar, las croquetas de tu abuela, la pizza con tus amigos, tu canción favorita en la radio un lunes antes de ir a trabajar. Como un like a tu foto de ESA persona, o de otra cualquiera. No es lo mismo.

Y todo eso llega a su grado máximo cuando estás de viaje. Es cruzar la frontera y mutamos en un living la vida loca de manual. No hay nada que no te atrevas a hacer, o a sentir, o a comer. Hace poco comí anticuchos, un plato típico de Perú que consiste en una brocheta de… corazón de vaca. Si veo en la carta de un restaurante español “corazón de vaca”, no lo pido ni aunque venga Arguiñano a cocinarlo. Pues aquí lo he probado. Sí, me declaro culpable. No pongáis esa cara que en España pagamos un pastizal por comer llámalo centollo llámalo araña marina gigante, y nadie dice nada.

Viajar nos hace un poco más valientes y un poco menos escrupulosos y prejuiciosos. 

-¡¡Chicos, he visto un lugar para hacer parapente baratísimo!!

+Pero si no te subes a la noria de las fiestas del pueblo porque te da vértigo.

Ya, pero no es lo mismo.

Por eso dicen que es más fácil enamorarse de vacaciones, porque no pensamos en las consecuencias, ni en el qué dirán, ni en si durará para siempre. Sólo disfrutamos de ese momento, lo exprimimos al máximo. Nos alegramos hasta de que suene el despertador. Porque a nadie le cuesta madrugar para coger un avión. O para patear de arriba abajo una ciudad. Y ese es mi propósito para 2017, vivir siempre como si estuviera de viaje.

Estas son algunas de las ideas que se me han ocurrido:

1. Levantarme 30 minutos antes y desayunar tranquilamente.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-2

2. Dejar mensajes de motivación en las puertas, como estos que hacíamos en mi piso de estudiantes de Madrid. Hay mañanas en las que necesitamos un empujón.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-16

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-13

3. Comer en la cama de resaca (ese día estábamos en un hotel de Asturias sufriendo las consecuencias de la sidrina y el chino se olvidó de traernos la salsa agridulce. Mi cabreo fue tal que mi amiga Rocío ahí presente todavía me lo recuerda, pero ese es otro tema).

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-18

4. Hacer cenas de chicas más a menudo. El Valentín (A Coruña) se presta a ello con una decoración ideal y postres realmente buenos.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-5

5. Dejar de mirar al pasado con nostalgia y disfrutar más el momento. Lo mejor siempre está por venir.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-20

6. Ponerle alegría a las ensaladas. Cuidarse no tiene por qué ser aburrido.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-30

7. Nunca decir que no a una fondue, esta de La Postrería (A Coruña) es variada, contundente y riquísima.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-11

8. Ni a un buen japo. El de Sushita Café es muy sabroso y su precio es muy razonable. Hay varios en Madrid.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-42

9. Ir al cine por la semana, aunque sea la única en la sala. Esta foto es un miércoles en el Renoir de la Plaza de los Cubos de Madrid. Os lo recomiendo si os gusta ver las películas en versión original.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-27

10. Pintar, jugar… No dejar de ser una niña y pasar más tiempo con mis sobris.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-40

11. Ponerme guapa porque sí. Verte bien en el espejo es un buen antídoto contra los díasdemierda.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-6

12. Dedicar más tiempo a mis hobbies. En España me compraba el ELLE el mismo día que salía al quiosco, ahora que vivo en Perú tengo que esperar unos días a que me la envíen, pero no me pierdo ni un número.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-10

13. Pararme a disfrutar de las pequeñas cosas del día a día.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-32

14. Sólo mirar al suelo cuando estreno bambas nuevas (suena Escupe de Piezas y Jayder).

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-37

15. Seguir buscando Estrella Galicia en todas las ciudades en las que viva.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-1

16. Beber copas ricas y con gominolas, como estas del HD (Madrid), perfectas para digerir sus potentes hamburguesas.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-38

17. Sacar tiempo para los que están lejos. Fragmento de Intranerso, de Carlos Miguel Cortés.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-7

18. Apuntarme a un bombardeo. Siempre. Así de motivadas celebrábamos en YO DONA el inicio de la fashion week.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-24

19. Hacer cenas ricas y abrir una botella de vino sin necesitar un motivo. He de reconocer que este suculento plato lo hizo mi cuñado, que, aunque no se dedice a ello, también es un poco chef. Yo dudo mucho que llegue a preparar algo tan rico algún día, ¡pero todo es intentarlo!

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-33

20. Seguir experimentando con la comida. Hace un año probé los caracoles en Elliot’s, un restaurante de cocina de mercado situado en Borough Market (Londres). Además de la comida, presume de una excelente carta de vinos orgánicos.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-43

21. Escribir, escribir y escribir. Fragmento de La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker, si os gustan los libros de intriga y todavía no lo habéis leído, os lo recomiendo.

recetas-de-un-viajero-no-es-lo-mismo-31

Y, por supuesto, viajar. Más y más lejos. Llevando conmigo lo imprescindible: una buena compañía.

Un beso fuerte,

Carmen

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Biku dice:

    Espero que solo sea un despiste pasajero el haberte olvidado de escribir, para el 2017, tu idea nº 23: “1081 Recetasdeunviajero” (http://www.casadellibro.com/libro-1080-recetas-de-cocina/9788420691855/2399256?utm_source=google&utm_medium=cpc&utm_campaign=google-shopping-pla&gclid=cj0keqiapqtcbrc-977hi9ov8pkbeiqa5b_iprvqyfeqzfkbxgwb8pzocj_bmfrhxvukwcpmugs0kvkaau4d8p8haq).
    Larga y apasionante vida literaria, valiente!

    Me gusta

  2. sole dice:

    Carmen, lo bueno de que plasmes tus vivencias, las de antes, las de ahora y las que vendrán… Nos hace al resto tener ganas e incluso hacerse un poco cómplice de esa ya abundante y profunda experiencia vivida. La tuya, como la de otros que inician esa carrera de supervivencia a miles de km de distancia, a mi me resulta placentera y esa que muchos soñamos. Es un placer leer tus posts y sentirte aquí al lado. Es como cuando lees un libro y te ” metes” automáticamente como un protagonista en la sombra.

    Un abrazo apretadito primita.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s