Papá Noel en bañador

 Siempre que me siento pesimista por cómo está el mundo pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow. La opinión general da a entender que vivimos en un mundo de  odio y egoísmo, pero yo no lo entiendo así. A mí me parece que el amor está en todas partes. A menudo no es especialmente decoroso ni tiene interés periodístico, pero siempre está ahí. Padres e hijos, madres e hijas, maridos y esposas, novios, novias, viejos amigos… Cuando los aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas que yo sepa ninguna de las llamadas telefónicas de los que estaban a bordo fue de odio y venganza; todas fueron mensajes de amor. Si lo buscáis, tengo la extraña sensación de que descubriréis que el amor en realidad está en todas partes.

Love Actually

Escribo este post en pantalones cortos y camiseta de tirantes, con la ventana abierta y después de darme una ducha de agua fría. Y es Diciembre, es Navidad. Esto es muy raro.

Las calles están decoradas con luces, abetos y, algo típico de Perú, pompones de colores en los árboles. En las casas cuelgan adornos de las puertas y la gente hace sus cenas de amigo invisible. Todo igual. Salvo que estamos a 25 grados. Y os pregunaréis… ¿Adaptan la decoración navideña a la época? Pues no. El pobre Papá Noel lleva el mismo traje que en el Polo Norte y viene en trineo. Por la nieve, que también la ponen artificial. Pero lo peor no es eso, es que mis amigos peruanos me cuentan que en sus casas también preparan chocolate caliente en Año Nuevo… Y que no se lo toma nadie, claro. Pero no dejan de hacerlo porque “es la tradición”.

recetas-de-un-viajero-papa-noel-en-banador-2

Y, ¿quién soy yo para juzgarles? Al fin y al cabo, al querido Santa no creo que le sentase muy bien el bañador y en España también seguimos comprando todo tipo de turrón aunque sólo nos comamos el Suchard. Y es que, aunque todavía estén por la despensa los polvorones aplastados del año pasado, comprar más es la tradición.

recetas-de-un-viajero-papa-noel-en-banador-3

El caso es que a mí esta Navidad veraniega como que no me sabe igual. No sé si lo que me falta es el frío, o el calor de los míos. O puede que sólo sea por la mesa que prepara mi madre (que ni la Preysler) y que nos enseña a todos con cara de orgullo. O tal vez sólo eche de menos hacer con mi hermana los aperitivos y la bandeja de los postres. O ver a mi padre preparando el marisco. O bajar a brindar con mis amigos. O esa copa de vino que a mi hermano SIEMPRE se le cae en algún momento de la cena. O mis sobrinas preguntando cuándo llega Papá Noel. O vacilar a mi cuñado por preferir los sándwiches y el paté antes que los camarones y la centolla…

Puede que me falten los dos besos que nos damos después de tomarnos las 12 uvas y las lagrimillas que no podemos evitar soltar sin decir una palabra, pero sabiendo todos lo que significan.

recetas-de-un-viajero-papa-noel-en-banador-5

Porque al fin y al cabo, la Navidad es eso: los detalles. Son todas tus emociones a flor de piel. Es un cóctel de todo lo que nos atormenta los domingos y nos alegra los viernes. Es el polígrafo de los sentimientos: sale a la luz todo lo que llevas intentando ocultar durante un año. Decimos más te quieros que nunca, marcamos el número de personas con las que sólo hablamos en esas fechas. Son días de hacer balance, de engañarnos con buenos propósitos, de acordarnos de toda nuestra gente, por muy lejos que esté. Pase lo que pase, el día 1 a las 00.00 se colapsan las líneas. Siempre. Ese momento no lo jode ni la crisis, ni el Brexit, ni Trump, ni Putin…

Porque ese día todos queremos lo mismo: volver a empezar.

FELIZ NAVIDAD y FELIZ AÑO,

Carmen

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sole dice:

    La Navidad… Es tal cual la describes, aunque muchas veces supunga un estrés adicional, un correr y no parar!!, sentir que unos están pero como si no estuvieran, y los que realmente faltan están más presentes. Esto es rarísimo!! A mi ya no me parece igual , porque cuando una MADRE se va, ni huele igual el marisco…ni el bacalao con coliflor…ni los cafés de las mañanas… Los que la tenemos presente nunca dejamos de esperar a que de repente , aparezca como ráfaga de luz, alumbrando hasta el momento más complicado. Pero a pesar de todo y de nada, para ti , para Ósea, OS deseo en ese camino próspero todas mis bendiciones.

    Me gusta

    1. Sole dice:

      Para Oswa y para ti.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s