China, parte I: El arte de saber esperar.

La única cosa que sé seguro sobre China es que nunca conoceré China.

Es demasiado grande, demasiado antigua, demasiado diversa, demasiado profunda.

Simplemente, no hay tiempo suficiente.

Anthony Bourdain

recetas de un viajero china (5)

Es curioso que hable de no tener tiempo suficiente alguien que decidió parar las agujas de su reloj.

Pocos días después de ver su documental de ‘Parts Unknow’ sobre Shanghái, este chef mediático se suicidó en París. Estaba en la capital francesa grabando otro capítulo del famoso programa, cuando decidió poner fin a esa vida de viajes, cultura y sabores que nos mostraba. ¿Quién puede querer renunciar a una vida de éxito? Nos preguntamos muchos.

Pero… ¿Quiénes somos nosotros para cuestionarlo, no?

Dicen que cada uno es dueño de sus decisiones. Qué responsabilidad y, a la vez, qué alivio, en un mundo en el que no somos dueños de casi nada. Ni siquiera de ese tiempo tan preciado que Bourdain consideró insuficiente para conocer un país como China.

Por eso nos enfadamos cuando nos roban minutos. Esperando por el metro, el bus, la cita del médico, la carnicería, la cola del supermercado…

Por eso contratamos cuentas premium para no esperar a que pasen esos molestos anuncios que interrumpen nuestras canciones, series o películas. O pagamos un importe extra para que ese paquete tan ansiado que hemos pedido online nos llegue hoy mismo a casa.

Y por eso nos sentimos lastimados cuando nos engañan con falsos sentimientos, cuando nos ocultan la verdad, cuando te defraudan y lo que más duele es sentir que sí… Que has perdido el tiempo.

Ahora que todos corremos de un lado para el otro, que 4 minutos de espera en el metro nos parece una barbaridad y que comparamos la M-30 a hora punta con el mismísimo infierno… Sucede algo extraordinario.

En medio de esa vorágine, están triunfando las cafeterías que preparan café del bueno, de ese que no tarda un minuto y te lleva directo al baño. Pizzerías que dedican tiempo a dejar fermentar la masa de sus pizzas y cocerlas a la temperatura perfecta en hornos de leña. Cocteleros que dedican horas a probar nuevos combinados. Dstage, con dos estrellas Michelin, tiene lista de espera de dos meses.

¿Es que hay esperas que merecen la pena?

Mientras Anthony Bourdain decía que no tenía tiempo suficiente para conocer China, nos recomendaba varios restaurantes en los que hay que hacer cola para comer. Qué pérdida de tiempo, ¿no? Como si no hubiera McDonald’s en China…

Bueno, durante mi visita a ese inmenso país decidí darle una oportunidad al chef y perder mi tiempo. Esto fue lo que descubrí…

JIA JIA TANG BAO (Shanghái)

Si quieres comer en este restaurante en el centro de Shanghái, tienes que prepararte para hacer una larga cola, pero no te preocupes, va bastante rápido y la espera se hace amena mientras observas las pintorescas calles de la ciudad. Aunque el local es pequeño, las cocineras (prácticamente todas mujeres) se ocupan de que el servicio sea muy rápido, en unos 15 o 20 minutos te despachan.

No esperes encontrar una carta variada, allí vas a comer una cosa: baos. Concretamente xiaolongbao (en español: xiao=pequeño, long=dragón y bao=bola), que es parecido al típico bao, pero con sopa dentro. ¿Cómo haces entonces para no derramar todo el líquido? Muerdes un poco, absorbes el caldo y luego te comes lo demás. Además puedes elegir varios rellenos: cangrejo, cerdo y gambas o vegetal de setas y huevo. ¡Deliciosos todos!

recetas de un viajero China (2)

SIJI MINFU (Pekín)

No sabrás lo que es el auténtico pato pekinés hasta que no pruebes el de este restaurante.

Llama la atención desde lejos porque su puerta está llena de gente sentada en sillas, escaleras, en el suelo… Todos esperando pacientemente su turno. El método es el siguiente: llegas, te dan un ticket con un número y te dicen un tiempo aproximado (el nuestro fue de 1 hora), luego tienes que estar pendiente de una pantalla en la que van apareciendo los códigos. Sí, como en el médico o en el banco, pero con una diferencia: allí la gente está feliz porque va a degustar el mejor pato de Pekín. 

Una vez dentro, te traen el pato a la mesa y lo cortan delante de ti. No sé si alguna vez habéis comido pato Pekín, pero a mí me sorprendió que se sirve a modo de crepe, que rellenas a tu gusto seleccionando entre la variedad de ingredientes que te ponen: cebolleta, nabo encurtido, pasta de ajo… y una salsa de soja fermentada que está para chuparse los dedos.

recetas de un viajero china (3)

Long Leg Noodles (Shanghái)

El restaurante más pintoresco en el que he estado nunca. Prometían los mejores noodles de la ciudad, así que fuimos mi última noche en Shanghái. Nos costó encontrarlo, ya que está escondido en un callejón con un par de casitas. Llegamos a las 8 y media de la tarde y nos dijeron que hasta las 9 no abría, volvimos a esa hora y tuvimos que esperar un rato más hasta que llegó una pareja y se puso manos a la obra.

La mise en place estaba lista: en un cubo tenían las verduras en remojo, los noodles ya estaban hechos… Así que nos abrieron la puerta de su casa y entramos en una especie de salón con 4 mesas y coronado por la foto de… ¿Adivináis? Sí, Anthony Bourdain.

El local se llenó al momento y los noodles estaban sublimes, con el punto exacto de picante y muchísimo sabor. Pero lo que más me gustó fue la magia de ese lugar, de esa familia que te abre las puertas para cocinarte una sopa de fideos.

recetas de un viajero china (4)

¿Cuántas veces has dicho que esperarías una vida y te has cansado al cabo de un mes? ¿Cuántas veces has jurado que no ibas a superar algo y lo has olvidado con el tiempo? ¿Cuántas veces has creído que es mejor esperar que precipitarte y te has equivocado?

Quizás lo que nos lleve a hacer una cola de 1 hora sea la intriga por probar algo nuevo, quizás esperamos por quien nos hace sentir especiales, únicos. Quizás hay esperas que sólo hacen más grande la herida y otras que te curan… Lo que está claro es que, por muy rápido que vayamos, hay cosas (y personas) por las que merece la pena esperar. Lo importante es saber distinguirlas.

Tú eliges en qué perder tu tiempo.

Al fin y al cabo, nadie esperaría 1 hora por una hamburguesa de McDonald’s.

Carmen

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Biku dice:

    Never better said! Pero que parte de la espera entrega calidad a cambio, y que parte recompensa simplemente con haber conocido un lugar bien publicitado? Looking forward to reading the second part.

    Me gusta

  2. Sole dice:

    Querida Carmen, casi huelo esos manjares que has ido probando , por medio mundo.
    Hoy , precisamente, como si el tiempo no uniese , he hablado con una persona , que va a abrir un ” Casa Infantil”, o Centro Infantil, me entiendes ? Y hablábamos ,del tiempo, no del sol ni la lluvia, si no , del transcurso de la vida, de lo rápido que vamos, de lo material, de lo poco que importan las emociones… el ” contenido ” parece olvidarse en una vida de ” hayquehacerloyaquenohaytiempo”, y el continente que esté bien lleno , de casa grandes, de cochazos… de acumular países…etc… de repente, Carmen, estuvimos hablando de la VIDA, dos personas apenas sin conocernos… como si el tiempo se detuviese… así quedamos para otro día, para una entrevista de trabajo… sea lo que sea el resultado… me quedo con ese tiempo de escucha activa, de alguien, que al otro lado de la ´línea telefono, se hizo más cercana.
    Todo esto viene a cuento, por que cada vez, que tengo el hueco del tiempo para leer tus maravillosos ” recetarios de viajes y de vida” , me siento cercana. Me siento casi a tú lado, en esos bancos ancestrales de China, comiendo esos manjares… oyendo el bullicio… aprendiendo a escuchar tus palabras tan reales y sencillas.

    Gracias por acercarnos a China… al tiempo… a la calma… y a retomar , algo que me encanta : escribir. Besoossssssssssssssssss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s