Mi padre no come aquí ni borracho

Sí, las apariencias engañan y eso de “vamos a este, que tiene buena pinta” no siempre sale bien. En este post hablamos de lugares auténticos y de buena comida, aunque no lo parezcan.